Bajar 5 kilos en una semana ¿Es posible?

Bajar 5 kilos en una semana



Bajar 5 kilos en una semana

Bajar 5 kilos en una semana

Las dietas que prometen bajar 5 kilos en una semana a corto plazo son perjudiciales para la salud, esto sin tomar en cuenta que es un hecho que con el tiempo se vuelva a ganar el peso original. La agencia francesa de seguridad alimentaria, medio ambiente y trabajo (Anses) denuncio recientemente las graves carencias para el organismo de diversas dietas, inclusive el 80% de las personas vuelven a ganar peso un año después de haber terminado estas dietas.

La Anses analizo los aportes energéticos, en proteínas, glúcidos, lípidos, vitaminas y minerales de 15 dietas seleccionadas por su popularidad, estas son: Dieta Dukan, Dieta Friker, Dieta Ornish, Dieta Atkins, Dieta Mayo, Dieta, Cohen, Dieta Scarsdale, Dieta Miami, Dieta de la sopa de repollo, Dieta Californiana, Dieta Montignac, Dieta Weight Watchers, Dieta Guttersen, Dieta Disociada y Dieta Barry Sears.

¿Es posible bajar 5 kilos en una semana?

El análisis nutricional de estas 15 dietas seleccionadas muestra desequilibrios nutricionales importantes, con algunas particularidades:

  • Aportes proteicos superiores a los recomendados en un 80% de los casos.
  • Aportes en lipidos (grasas) superiores a los recomendados en un 50% de los casos.
  • Aportes en fibras menores de los recomendados en un 74 % de los casos.
  • Carencia de hierro en un 61% de los casos.
  • Aportes de sal superiores a los recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el 58% de los casos.
  • Insuficiencia de vitamina D, en el 77% de los casos.

Muchas de estas dietas prometen bajar de peso 5 kilos en una semana o inclusive 7 o 10 kilos. Algunas de ellas reducen la ingestión diaria de alimentos y otras tienden a promover de manera desequilibrada el consumo de alimentos con alto contenido de proteína o de carbohidratos.

Las personas mayores que siguen alguna de estas dietas sin supervisión medica se exponen a la desnutrición (con un riesgo de perdida de masa muscular y de desmoralización osea), mientras que los adolescentes pueden desarrollar problemas hormonales (descenso de la tasa de testosterona en el hombre y de estrógenos en la mujer). El feto de una mujer embarazada durante alguna de estas dietas puede presentar un retraso en el crecimiento.

Se ha determinado que en caso de seguir dietas pobres en glúcidos o ricas en proteína puede incrementar el riesgo de mortalidad por problemas cardiovasculares. Esto podria explicarse, por el incremento de la tasa de colesterol total y del LDL ( colesterol malo), consecutivos a este tipo de regímenes, lo cual favorecería la constitución de placas de ateroma, la aparición de problemas del ritmo cardíaco y una activación de las vias de inflamación.

En cuanto a las dietas hiperproteicas que aportan sal (sodio) en exceso, lo que puede aumentar la tensión arterial y en consecuencia las enfermedades cardiovasculares. Ademas, el exceso de sodio puede provocar complicaciones en los riñones, de ahí la importancia de detectar una eventual deficiencia renal antes de comenzar dicha dieta. El capital oseo también puede verse afectado. Este tipo de dietas son muy populares ya que son muy efectivas a corto plazo.

Según la Anses los regimenes hipocaloricos pueden conducir a una muerte súbita relacionada con problemas cardíacos, o bien,  pueden provocar inflamaciones y fibrosis moderadas en el hígado así como cálculos biliares.

Aunque los regimenes pobres en grasas incrementan la tasa de colesterol bueno, también provocan un aumento de los triglicéridos, lo que propicia la arterioesclerosis; este tipo de dietas están relacionadas con una incidencia mayor de los tumores colorectales y con una disminución de la concentración de testosterona en la sangre que puede afectar a la fertilidad del hombre.

Por todos estos motivos, la Anses recomienda que se consulte a un medico o a un nutricionista certificado, para que te recomiende la dieta mas adecuada para ti en función de tus necesidades y el peso que quieres bajar, seguido de una estabilización que busque mantener tu estado de salud (mental y físico) a mediano y largo plazo, y no caer en los engaños de las dietas que prometen bajar 5 kilos en una semana.

Siempre hay que evitar llevar a cabo regímenes drásticos y muy importante cuidar tu salud ante todo.

Día 14 (03/08/2014)

Peso: 79,2 kg (Pesado el lunes 28/07/2014)

Mañana me vuelvo a pesar, a ver que tal después de este fin de semana de excesos…

Desayuno: Café con leche y un croissant.

Comida: Una hamburguesa completa, bastante queso curado y jamón serrano.

Merienda: –

Cena:

Ejercicio: 45 minutos de bici estática suave y media hora de piscina.

Hoy me he intentado controlar un poco después del día de ayer.





Deja tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adelgazar Kilos