Flores de Bach, fuente de salud





Las flores de Bach, descubiertas por el doctor Edward Bach en los años 30, constituyen 38 esencias naturales procedentes de ciertas flores silvestres. Se trata de un método natural de curación a través de la energía esencial que
encontramos en dichas flores, la cual se extrae y almacena en forma de líquido. Esta sustancia posee propiedades sanadoras usadas en el campo emocional y psicológico.

Las flores de Bach no tratan la enfermedad en sí misma, sino al paciente, concentrándose en su desequilibrio emocional, beneficiando tanto al organismo como al estado emocional e intelectual.

Sus Beneficios

La energía esencial de la flores de Bach se desplaza por el cuerpo a través de los puntos de acupuntura, y su efecto se manifiesta inicialmente en el estado emocional y seguidamente en el cuerpo.

Mediante dichos remedios, los cuales no producen interferencias con medicamentos, aumenta la resistencia del paciente a trastornos físicos, a la vez que se incrementa su serenidad y bienestar.

¿Funcionan?

Sin ninguna duda. Las terapias florales de Bach son practicadas desde los años 60. Su uso es recomendado desde 1983 por la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Además de ser una forma de medicina sin efectos secundarios, puede utilizarse en casi todo tipo de circunstancias, teniendo muy buenos resultados en pacientes de todas la edades y animales, potenciando la colaboración del propio paciente al mejorar su estado psicológico.





Deja tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adelgazar Kilos