Dieta de Choque: Fruta





Después de un fin de semana o unas mini-vacaciones, es normal descuidar un poco la alimentación y es por eso que se inventaron las dietas de choque. En esta entrada vamos a hablar de la más común: Dieta de choque de la fruta.

Es importante destacar que una dieta de choque no debería de hacerse más de dos días seguidos ya que se pasarían por alto algunos nutrientes que son importantes para nuestra salud. En Menoskilos ya hemos hablado en alguna otra entrada sobre la importancia que tiene la fruta, especialmente de la manzana, en nuestra salud, pero en esta vamos a hacer especial hincapié en las que mejor combinan con nuestra dieta de choque.

Para comenzar, es obvio que esta dieta de choque se va a basar en el aumento del consumo de las frutas, especialmente cítricos y frutas “diuréticas“, que nos ayuden a la eliminación de toxinas y sobre todo nos ayuden en la eliminación de las retenciones de líquidos que tanto nos afectan después de los atracones insanos.

Dieta de Choque de la Fruta

Para desayunar, deberemos de hacerlo con un zumo de fruta muy diurético, nosotros recomendamos la naranja o la piña. Aunque la piña produce más efecto diurético, la naranja también nos aportará la energía necesaria para aguantar la mañana. A media mañana, comeremos una fruta que nos aporte algunas vitaminas más y si es posible algún otro nutriente como el potasio. Una buena fruta para la “entre-comida” es el plátano, su aporte de potasio y fibra, nos mantendrá activos y nutridos durante el resto de la mañana aunque también podremos comer: Naranjas, Fresas, Papaya, Melón, Sandía…

Para almorzar deberíamos de hacernos una “Ensalada de Fruta” o macedonia variada, sin ningún miramiento, es la comida fuerte y necesitamos que nos de energía para aguantar hasta la merienda. Nosotros recomendamos en el almuerzo comer frutas consistentes: Manzanas, Peras, Plátanos, Fresas, Melón… Pero eso os lo dejamos a vuestro gusto.

A la hora de la merienda, es importante el ejercicio físico si es posible antes de ella, para que nuestro cuerpo se active y comience la quema de grasas sobrantes. Es la hora de las proteínas, combinándolo con un par de plátanos, nos comeremos un poco de pavo, poyo o atún.

Ahora ya falta la parte más sencilla de nuestra dieta de choque, la cena. Para cenar tendremos de nuevo carta blanca para comer la fruta que queramos, eso si, intentaremos evitar en este caso las contundentes y aumentaremos el consumo de cítricos. Yo personalmente recomiendo la ensalada de naranja con un zumo de limón edulcorado con sacarina líquida, que me hace la boca agua con tan solo pensarlo.

Recordad que la dieta de choque es algo transitorio, es decir, pasamos de comer mal a la normalidad de nuestro día a día y damos un choque a nuestro metabolismo con estas dietas. De nuevo os recordamos que no es recomendable hacerla durante más de dos días y que siempre siempre siempre hay que beber mucha agua y realizar ejercicio físico regularmente.





Deja tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adelgazar Kilos