10 cuidados importantes para que tu hijo no tenga caries

Evitar Caries



Cuidar la boca es uno de los consejos que hemos venido oyendo desde pequeños y es que, no solo una alimentación sana puede ayudarnos a prevenir las caries sino que con los siguientes 10 consejos para evitar que vuestros hijos tengan caries conseguiréis erradicarlas de raíz, Vamos allá.

Al mismo tiempo en que nacen los dientes de los bebés, por lo general entre seis y doce meses de edad, no es más que una preocupación para los padres: ¿cómo evitar que los niños tengan caries? Hoy en día, si tienes cuidado y eres precavido en la salud de tus hijos, es posible que te ahorres el problema de que tu hijo tenga una dentadura desastrosa. De acuerdo con los dentistas pediátricos, un descuido de los padres pueden afectar a los niños por diferentes razones, la falta de higiene, y el darles de comer alimentos que tengan un exceso de azúcar.

Evitar Caries“El cultivo de los buenos hábitos de higiene dental en el cuidado infantil debe ser dado por los padres a una edad temprana”, dicen los expertos. Tenemos que romper el paradigma de que el diente de leche no necesita muchos cuidados. Hasta la edad de tres años, los veinte dientes de leche han nacido y si aparece una cavidad y no es tratada a tiempo, puede evolucionar e incluso conducir a la pérdida de ese diente. “Además, este tipo de infección puede afectar al diente que va a nacer después, por  la falta de hábitos saludables en la infancia que puede llevar a problemas en la edad adulta“.

Según los dentista pediátricos de los Estados Unidos, estos hábitos deben comenzar incluso antes de que los dientes comienzan a aparecer, e incluso antes de que los niños tengan las condiciones para llevar a cabo por si mismos una higiene adecuada, los padres son responsables del proceso. “Hasta que ellos tengan las habilidades motoras necesarias, el niño no debe llevar a cabo la higiene solo, debe haber supervisión de un adulto“, explican los expertos.

Para ayudar a su niño a tener una buena salud bucal y prevenir la aparición de caries, te brindamos 10 consejos de los expertos para que los incluyas como rutina en tus hijos.

  1. Antes de la aparición de los primeros dientes, los expertos sugieren que los padres hagan que su bebé tenga siempre la boca limpia. Sólo tienes que colocarte en tu dedo una gasa humedecida en agua tibia y páselo suavemente sobre sus encías. Se recomienda que esto se haga antes de acostarse, lo que hará que el niño empiece a acostumbrarse al hábito de la limpieza, lo que facilita el uso posterior del cepillo de dientes.
  2. No bese en la boca al bebé. Al limpiar la punta del chupete o el biberón con tu boca para desinfectarlo o probar la leche, no es bueno y por todos los medios se debe evitar ya que facilita la transmisión de bacterias de la boca de los padres a la boca del bebé y puede aumentar las posibilidades de deterioro de los dientes.
  3. El cuidado de los dientes de leche debe ser el mismo como permanente. Son importantes para masticar en la infancia y para guardar el espacio de los dientes que vienen luego a ser los permanentes. Una caries que afecte a un diente de leche puede desarrollarse hasta el punto de dañar al diente permanente que surja donde esta el de leche.
  4. Durante el sueño, la saliva de los niños y los adultos disminuye y la acción de las bacterias en la boca puede ser potenciada. Con esto, los expertos sugieren que los niños no deben dormir después de mamar sin llevar a cabo la limpieza de la boca. Esta falta de higiene contribuye al desarrollo de caries, que pueden evolucionar rápidamente.
  5. Madre e hijoLos padres deben asegurarse de que el niño tenga una dieta rica en hidratos de carbono y baja en azúcares. El consumo frecuente de dulces, chicles, refrescos, snacks y jugos industrializados colabora con la exposición de los niños a la formación de ácido. Ellos atacan a los minerales de los dientes, causando caries dental e incluso la erosión dental.
  6. De los alimentos a su hijo en horarios predefinidos, no indiscriminadamente, también es importante. Además, el cepillado de dientes debe ser tres veces al día, por la mañana, después de comer y antes de acostarse.
  7. También hay que apreciar el tiempo destinado al cepillado de dientes, para que el niño crezca y se desarrolle con hábitos de limpieza. Cepille los dientes de tu hijo de una manera lúdica y divertida, por ejemplo, con el cepillo de dientes y pasta de dientes de color y foméntales a que sean lo más receptivos a la higiene.
  8. Hasta la edad de diez años, el niño no tiene la coordinación motora ideal, haciendo que haya una supervisión de un adulto. Pero es importante dejar que el niño haga el cepillado a solas. Entonces, el adulto interviene para terminar la limpieza.
  9. La higiene correcta se logra con el uso de cepillo, hilo dental y un poco de crema adecuado para los niños, quienes serán guiados por el dentista. Si el niño todavía no sabe escupir, se indica que use una pasta dental sin flúor.
  10. Es importante recordarles a los niños sobre la importancia de la salud bucal para que en la adolescencia se vuelvan o estén más acostumbrado a la higiene oral. Para que esto ocurra, una visita a un dentista desde el primer año de vida es necesario para crear el hábito – estimulará la higiene personal, y sabrá desde joven sobre las técnicas adecuadas del cepillado correcto y el uso del fluoruro, antisépticos bucales, hilo dental y otros más medios de higiene bucal, dependiendo de la necesidad .

Prevenir es mejor que curar: para no dar el tormento a los niños de tener las molestas y dolorosas caries en un futuro, así que os invitamos a que cuidéis la salud bucal de vuestros hijos de la mejor manera posible para así evitar males mayores en el futuro.

¡Feliz Miércoles!

Actualizado gracias a nuestra seguidora Atenea.





Deja tu comentario!

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adelgazar Kilos