4 consejos para vivir sano y en forma

Vida sana



Vida sanaMantenernos saludables y mantenernos en forma no es necesariamente lo mismo. Son dos aspectos distintos pero complementarios, que necesitan de condiciones diferentes para que podamos lograrlos. Mantenernos en forma es muy importante para estar saludables, pero para poder mantenernos en forma es imprescindible estar sanos.

Los siguientes consejos nos ayudarán en la –no siempre fácil– tarea de equilibrar el estar saludables con el estar en forma:

  • El primer gran paso para llevar una vida saludable es cuidar lo que comemos. Muchos alimentos que dicen ser beneficiosos en un plan de alimentación saludable, en realidad no lo son. En este sentido es muy importante que sepamos que en la mayoría de los casos, los alimentos más sanos son aquellos que han sido menos procesados, es decir, los alimentos de origen natural, mucho mejor si son garantizadamente orgánicos. Muchos de nosotros podemos creer que los suplementos alimenticios que encontramos en el mercado son perfectos porque anuncian las cantidades exactas de nutrientes y calorías que necesitamos, pero aunque cumplan con su publicidad, no debemos olvidar que contienen muchos componentes artificiales que no son buenos para nuestra salud. A veces al consumir alimentos supuestamente buenos para nutrirnos correctamente, lo que en verdad estamos haciendo es dañar nuestro organismo lentamente, e incubando consecuencias que se manifestarán tarde o temprano.

Fruta variada

  • El segundo paso es implementar una rutina y respetarla. Nuestro cuerpo necesita tener un ciclo biológico para poder funcionar sanamente, por eso es importante destinar tiempo suficiente al descanso diario. Dormir es una de las cosas más básicas para que nuestro cerebro y nuestro cuerpo en general rindan como es debido. Los mejores momentos para realizar actividad física son antes de dormir y después de tomar un buen desayuno en las mañanas. Tenemos que asegurarnos de respetar las horas de sueño y también de actividad. No por nada existe la sabia frase: “Mente sana en cuerpo sano”.
  • Respetar el ritmo de nuestro cuerpo. Un detalle importante que muchos ignoramos es que nuestro cuerpo necesita adaptarse paulatinamente a las rutinas de ejercicios, al intentar sobrexigirnos, lo más probable es que consigamos lesiones en vez de los resultados deseados. Lo ideal es establecer una rutina constante que podamos mantener sin tener que sufrir innecesariamente.
  • Evitar los hábitos no saludables. Consumir alcohol, cigarrillos y alimentos hipercalóricos no es una necesidad de nuestro cuerpo, por lo tanto no nos benefician en nada y por el contrario nos perjudican a corto y largo plazo. Lo mejor es tratar de suprimir estos hábitos de nuestra vida.

Finalmente, basta con hacer sólo un par de pequeños sacrificios para mantenernos en forma y llevar una vida saludable, lo que se traducirá en una vida más plena y feliz para nosotros mismos y nuestro entorno.





Deja tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adelgazar Kilos