Low carb vs High carb





Cualquiera que haya leído alguno de mis posts sabrá que me identifico y comparto plenamente la postura de Martin Berkhan, autor de Leangains; soy seguidor de su método Intermittent Fasting y creo que sus pautas de nutrición basadas en la no exclusión de ningún tipo de alimento es la forma correcta de hacer las cosas, por no hablar de su metodología de entrenamiento, basada en la cantidad correcta a la intensidad adecuada. No por vomitar entrenando 7 días a la semana durante todo un año vamos a obtener mejores resultados, el organismos es una máquina eficiente, pero requiere descanso y una adaptación progresiva al trabajo.

Ejemplo de comida de Martin Berkhan

Yendo al grano, os presento hoy una traducción de un fragmento escrito por el propio Martin donde compara las dietas altas en hidratos de carbono (seguidas por todos esos skinny bastards que no pueden ganar peso) frente a las bajas en hidratos de carbono (para aquellos que ganan grasa con facilidad).

Martin expone tres puntos fundamentales:

  1. La mayoría de las personas obtienen mejores resultados a la hora de perder peso con dietas bajas en carbohidratos por el simple hecho de que comienzan a comer de forma sana al comenzar la dieta. -Digamos que sustituyen el bollycao por la lata de atún al natural –
  2. Es cierto que existe una ventaja metabólica en la dieta alta en proteína; la proteína representa un mayor porcentaje de calorías consumidas, la termogénesis inducida por la dieta  aumenta (DIT).
    Una dieta de 2000 kcal de las cuales un 40% es proteína es superior a una dieta de 2000kcal de las cuales un 20% es proteína. La diferencia es, aproximadamente,  95 calorías en favor de la primera. Es decir, quemamos hasta 100kcal más.
    Sin embargo, esta ventaja metabólica no está relacionada con el nivel de carbohidratos, si no con la cantidad de proteína. – A igualdad de proteína, da igual que nuestro consumo de carbohidratos sea del 20, del 30, o del 60% restante de las calorías consumidas-
  3. Es cierto que algunas personas pasadas de peso se sienten mejor siguiendo una alimentación low carb. Sin embargo, de igual forma, algunas personas alcanzan su punto óptimo de lucidez, energía y concentración siguiendo una alimentación predominante en carbohidratos (~60% del total).
    Mi experiencia es que la gente se etiqueta demasiado deprisa como “carbo-sensible” sin haber probado, realmente, el punto medio.

Llegado a este punto de la opinión de Martin, paso a enumerar algunos conceptos fundamentales, los patrones de actuación que promovemos en MásKilos:

  • Una alimentación saludable es una alimentación que no excluye ningún tipo de alimento. Incluso la bollería industrial, y alimentos procesados pueden ser consumidos sin mayor problema una vez a la semana.
  • Si nuestra finalidad es aumentar de peso, los carbohidratos son más que necesarios: el músculo está formado por proteína, pero no debemos olvidar que el glucógeno es el alimento del músculo.
    ¿Ahora bien, qué tipo de carbohidratos debemos elegir?
    Carbohidratos preferentemente almidonosos (como la patata y el arroz), que nos darán un impulso extra de energía y nos ayudarán en el crecimiento muscular.
    El pan no está prohibido, una cantidad razonable a lo largo del día, y siempre atendiendo a nuestros requerimientos calóricos es más que apta en una dieta sana.

    Por supuesto, para ganar peso, no me cansaré de repetirlo, no podemos descuidar la proteína, que es la encargada de reparar el daño sufrido en el tejido muscular. Además de ser uno de los nutrientes esenciales (como la grasa). Sin la cual, un organismo no puede sobrevivir.

  • Si queremos perder peso, las dietas extremas son un mal vendaje que puede causar mayor daño a nuestro pequeño corte superficial.
    Perder peso es tan sencillo como seguir una alimentación equilibrada consumiendo la cantidad de calorías que necesita nuestro organismo para mantener nuestro peso magro; esto es, libre de grasa. Una pérdida paulatina de peso nos evitará muchos problemas a la larga, entre ellos las estrías o la piel flácida.

Como veis, nunca promuevo una dieta concreta y drástica, más bien unos hábitos de alimentación, unos patrones sostenibles a lo largo de nuestra vida que puedan ser optimizados; bien aumentando la cantidad de carbohidratos si queremos ganar peso, bien reduciéndolos si queremos reducir algo nuestro peso; manteniendo las grasas saludables y el omega 3 en unos niveles siempre constantes (aproximadamente 1g por cada kg de nuestro peso coporal magro).

Martin Berkhan en su día de descanso disfrutando de su Cheesecake Mastery



Deja tu comentario!

3 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adelgazar Kilos