Ejercicios para evitar la ciática

Ejercicios para la Ciática



Ejercicios de CiáticaEl dolor de ciática, como ya hemos hablado en otras ocasiones es uno de los más molestos y duros de curar, por ello, en este artículo os vamos a dar algunos consejos y ejercicios para realizar y evitar el dolor de ciática.

Es imprescindible que sepáis, que la mayoría de las veces, la ciática se produce por la repetición de una mala postura de manera continua: Caminar demasiado, estar sentado mucho tiempo, coger peso desde el suelo…

Ejercicios para el dolor de cíatica

Ejercicios para la Ciática

Vamos al grano y a explicaros que ejercicios os pueden ayudar a evitar el dolor producido por el nervio ciático:

  1. Tumbados boca abajo completamente y con la cadera totalmente apoyada, tiraremos de nuestra cabeza hacía atrás levantando el torso todo lo que podamos, sin que nos duela. Deberemos de aguantar esta posición durante 20 o 30 segundos y deberemos de notar un leve estiramiento en la zona abdominal y una leve contracción en la zona de los lumbares. Este ejercicio deber repetirlo durante 10 o 12 veces de manera suave y relajada.
  2. Tumbados boca arriba completamente, valga la redundancia, nos llevaremos las rodillas flexionadas hacía nuestro pecho agarrándolas con nuestras manos y presionando un poco para realizar bien el estiramiento de toda la parte posterior de nuestro cuerpo. Este ejercicio deberemos de realizarlo durante 30 segundos aproximadamente y 10 o 12 repeticiones.
  3. Por último, de rodillas sobre una colchoneta o manta gruesa que nos separe del suelo, deberemos de llevar el trasero (culo) hacía los talones y bajar totalmente el torso hacía delante con los brazos estirados lo más recto posible. Una vez toquemos el suelo con las manos (brazos estirados, recuerda), aguantaremos la posición durante 15 o 20 segundos y repetiremos el ejercicio unas 10 o 12 veces tranquilamente.

Con estos sencillos ejercicios realizados de manera relajada y regularmente, acompañado de buena música ambiente, nos podrá ayudar a prevenir posibles problemas futuros con el nervio ciático.

Espero que os sirvan estos sencillos ejercicios y que nunca, nunca, nunca padezcáis este mal que duele muchísimo.

¡Saludos y feliz Martes!





Deja tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adelgazar Kilos