La droga de occidente: Cafeina





¿Os levantáis ya pensando en vuestra primera taza de café del día? Yo sí.
Hoy, en MásKilos, os hablaremos de la cafeína y su relación, como no podía ser de otra forma, con el ámbito deportivo.

 

La cafeína es una sustancia fácilmente absorbible por las células de nuestro organismo; posee un bajo valor nutricional – destacable tan solo por su composición basada, sobre todo, en minerales (potasio, magnesio, calcio, cromo) y vitaminas (niacina)-; y su exceso será degradado por el hígado y expulsado por la orina tras 3/6h, no pudiéndose acumular en el organismo.

La cafeína es lo que yo considero “una droga social”, utilizada en momentos de entretenimiento y como pretexto para tener estos mismos.
Además, por su activación a la hora de realizar el entrenamiento y su carácter recuperativo -entre otros-, han hecho que la venta de suplementos de cafeína se dispare.

La cafeína es también conocida como guaranina cuando se encuentra en la guaraná, mateína cuando se encuentra en el mate, y como teína cuando se encuentra en el té.

Sus propiedades básicas son:

Un resumen de sus propiedad podrían ser:

  • Estimula el SNC (Sistema Nervioso Central).
  • Aumenta la dieuresis, a largo plazo puede provocar deshidratación.
  • Retrasa la sensación de cansancio.
  • Aumenta la actividad mental 
  • Reduce la sensación de sueño y apatía.
  • Posee un efecto vasoconstrictor a nivel cerebral.

Además, una ventaja clave de esta sustancia es que no es adictiva; o mejor dicho, no genera síndrome de abstinencia. Aunque podemos, por las reacciones que produce en nuestro organismo, sentir una cierta adicción. Como contrapartida, genera tolerancia, lo que se traduce en que para conseguir los mismos efectos tendremos que tomar dosis más altas a medida que avanza el tiempo, lo que puede ser contraproducente -siempre y cuando no hagamos periodos de descarga en los que bajemos drásticamente el consumo-.

Si bien no se han obtenido resultados esclarecedores que demuestren ningún beneficio directo en su aplicación a deportes o ejercicios de corta duración o explosivos, existen multitud de referencias que demuestran que la ingesta de cafeína en deportes de media o larga duración contribuye en un 10 / 20% a la mejora de los resultados, y hasta un 30%  en lo que respecta a la aparición de los síntomas del cansancio.

Cabría descatar que el grueso de los efectos de la cafeína inciden directamente en el sistema nervioso y en el celebro, lo que comporta que el componente psicológico en dicha mejora de los resultados deportivos gracias a la ingesta de cafeína, son bastante resaltables. Estos efectos psicológicos -euforia y activación- unido al retraso de la sensación de cansancio, explicaría ese 20% de mejora que, como termino medio, dan muchos estudios.
Si hablamos de deportistas de alto nivel, adaptados ya a la carga psicológica y física, el componente extra que la cafeína aporta, será significativamente menor.

Con respecto a la pérdida de grasa, otro beneficio relacionado con el consumo de cafeina gracias a la activación la lipólisis, no se ha podido demostrar que provoque un mayor consumo de grasas, simplemente evidencian “un aumento de la concentración plasmática de acido grasos” (Félix Jacob Jure 2008)

La cafeína tiene efectos sobre el metabolismo – aumento de la actividad, tensión y pulsaciones – lo cual podría acelerar el metabolismo, proporcionando, además, perdida de apetito, por lo cual es altamente recomendable en los programas de pérdida de peso y alimentación sana.





Deja tu comentario!

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adelgazar Kilos