Los Chakras





La fuerza vital (Ki) es lo que mantiene viva a todas las entidades a las que dios a dotado de vida.

Nuestro cuerpo físico esta animado por esa fuerza que penetra por unas puertas de entrada denominadas CHAKRAS y fluye a través de unos canales energéticos llamados MERIDIANOS y NADIS.

Según la tradición oriental los chakras establecen un nexo entre el plano físico y los planos emocional, mental y espiritual, además son considerados como el mecanismo que permite el traspaso de energía entre unos y otros planos y es el acceso al mundo físico desde el nivel espiritual o viceversa, la palabra chakra en sanscrito significa rueda o disco que gira.

Los chakras son centros energéticos redondos y de colores cuya responsabilidad es el flujo energético en el cuerpo, su misión principal es absorver la energía universal (Rei) metabolizarla, alimentar nuestra aura y emitir energía al exterior, así pues los chakras canalizan las energías de vibración superior hacia las estructuras celulares y orgánicas del cuerpo físico y para ello debe realizarse una adaptación previa a estas energías bajandolas a un nivel de vibración inferior para sintonizar con las frecuencias vibratorias de cada persona, los chakras son visualizados como remolinos de energía como pequeños conos o embudos de energía giratoria constante en el sentido de las agujas del reloj (según la mayoría de autores de la materia) que funcionan como vehículos de energía o zonas de conexión de energía y que unen el cuerpo físico al energético funcionando como una especie de aparato de captación y expulsión. Se calcula que tienen un diametro de 5 a 10 cm.

Tenemos 7 chakras principales o mayores y 21 chakras secundarios o menores, aunque los escritos antiguos mencionan aproximadamente 88 mil chakras, los chakras con los que trabaja el reiki son los 7 principales, aunque el resto se benefician de la energía y estan localizados desde la columna a la parte superior de la cabeza.

La energía universal es recibida y absorvida por los chakras, una vez absorvida y sintonizada con nuestra frecuencia vibratoria se transforma en energía vital individual de cada uno siendo conducida a traves de los canales hacia los átomos y células que componen los órganos, glándulas y tejidos del cuerpo material los cuales se nutren de ella para mantener sus funciones vitales.

Cuando la energía no funciona con fluidez disminuye o se interrumpe su circulación y los órganos corporales no pueden realizar adecuadamente sus funciones es cuando se produce la enfermedad.

Las enfermedades o dolencias en el plano físico son el reflejo de un mal funcionamiento de nuestro plano físico, de forma que cuando tenemos pensamientos o sentimientos negativos sobre nosotros mismos o sobre los demas se originan unas fuerzas negativas que interfieren en el flujo de energía vital, esa energía impura provoca el mal funcionamiento de las partes del cuerpo físico, manifestándose en forma de dolencias y enfermedades.

Los 7 chakras principales ponen en contacto nuestro cuerpo físico con nuestros cuerpo sutiles y estan conectados con el canal energético principal del organismo que coincide superpuesto con la médula espinal y se denomina SUSHUMNA que a su vez esta rodeado por canales energéticos que suben entrelazados a su alrededor que se denominan IDA y PINGALA.

Conforme vamos avanzando espiritualmente nuestro campo energético va aumentando su frecuencia y los chakras aumentan su nivel vibratorio proporcionandonos un nivel de conciencia superior.

Para que nuestros cuerpos funcionen armonicamente todos los chakras deben estar abiertos y equilibrados o del mismo tamaño y si alguno esta cerrado o bloqueado se producirá una defunción energética que puede acabar en enfermedad física o mental.

Con el reiki podemos detectar que chakra funciona mal y reajustarlo mediante la técnica de equilibrado de chakras, dicha técnica se realiza de la siguiente manera:

  • Con las manos colocadas a unos 15cm del cuerpo del receptor encima de cada chakra hasta que detectamos en ellas sensaciones de hormigueo, presión, calor, frió, etc…
  • Para abrir o activar los chakras lo hacemos concentrándonos en él y visualizando como se abre, o bien con el dedo corazón formando un giro en espiral en dirección a las agujas del reloj, para cargarlo dejamos las manos encima o las ponemos en contacto con el cuerpo, para sellarlo (no confundir con cerrarlo) trazaos el simbolo CHO KU REI.
  • Con el péndulo previamente abremos determinado un valor positivo o negativo a cada sentido de giro o movimiento del péndulo, es decir,si gira en sentido de las agujas del reloj el chakra funciona,de lo contrario en sentido también es inverso, puede darse el caso de que el pendulo efectúe otro movimiento horizontal o vertical, si no se mueve es que esta cerrado.




Deja tu comentario!

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adelgazar Kilos