Planificando una dieta para perder peso

perder peso



Cuando empezamos a notar que necesitamos adelgazar, lo primero que buscamos es una dieta para perder peso y realizar en nuestra vida diaria  un cambio que dedique tiempo a planificar los alimentos que comeremos y también el ejercicio que haremos regularmente.

Seguramente habrás escuchado hablar de la pirámide de alimentos, la cual no es más que un gráfico que muestra como los diferentes grupos de alimentos se pueden combinar entre si, de forma que podamos ingerir todos los nutrientes necesarios para una excelente desenvoltura de nuestro organismo en las actividades habituales de su vida.

En un primer momento, usted puede elegir la cantidad de porciones de cada uno de estos cinco grupos de alimentos, que se recomiendan consumir en una sola jornada. Lo importante es la combinación que usted realice. Un consejo, si usted desea que esta dieta sea duradera, es importante que usted varíe en la forma de consumir los alimentos, pues si no terminará aburriéndose y dejando la dieta a un lado. Para esto es fundamental que usted experimente con nuevas recetas, nuevos productos, nuevas formas de consumirlos. Deje a su creatividad echar alas, seguramente no se arrepentirá.

Pasos que no deben faltar en una dieta sana y equilibrada

El balance de los alimentos que usted consuma es fundamental, para esto tenga en cuenta consumir abundantes frutas, verduras y cereales, específicamente los integrales, pues aportan gran cantidad de fibra a su organismo, facilitando la nutrición. Además, debe tener en cuenta que los alimentos que ingiera sean bajos en grasas saturadas y colesterol.

El consumo de golosinas, galletas y otros dulces, deben ser regulados, de forma que su organismo no reciba más azúcares de los que necesita, pues si no, los azúcares extras, su metabolismo los convertirá en grasas y éstas formarán el tejido adiposo.

Los alimentos deben ser bajos en sal, esto no significa que no tengan sal, si no que sea utilizado este producto de forma moderada, pues un consumo alto de sal, puede provocar problemas cardíacos.

Elimine o disminuya lo más posible, el consumo de bebidas alcohólicas, ya que estos crean toxinas en su organismo, de forma que su nutrición no puede desarrollarse de forma idónea.

Tipos de grasas en nuestros alimentos

La mayor parte de los alimentos que consumimos poseen, entre sus nutrientes, grasas. Pero no todas las grasas que ingerimos son perjudiciales para nuestro organismo. Por eso es importante conocerlas, para saber cuáles debemos consumir y cuáles no.

Las grasas monoinsaturadas son las provenientes de los aceites de oliva, del maní (cacahuetes) y del aguacate. Las grasas poliinsaturadas, se adquieren por medio de las semillas de sésamo y las de girasol, además de estar presentes en otros frutos secos. Estos dos tipos de grasas elevan el nivel de colesterol, llamado popularmente “bueno”, por lo cual son las grasas ideales para mantener una dieta sana y equilibrada.

Las grasas saturadas, son las que elevan el colesterol en sangre, catalogado popularmente como colesterol “malo” y es el causante de muchas de las enfermedades del corazón. Estas grasas se encuentran mayoritariamente en los alimentos de origen animal, como en la carne de res, cerdo, ternera, pollo. En los productos lácteos también encontramos un gran porciento de grasas saturadas. Las comidas preelaboradas y los alimentos enlatados suelen contener también este tipo de grasas, por lo cual nuestra recomendación es que siempre verifique en las etiquetas de los productos los ingredientes que se han utilizado para su elaboración, así usted podrá estar seguro de que está consumiendo los alimentos adecuados.





Deja tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adelgazar Kilos