Receta alta en proteínas y baja en grasas: Conejo a la cazadora





Sabemos que no os tenemos acostumbrados a ofreceros recetas los lunes, pero hoy no podíamos dejar escapar una receta muy rica en proteínas y muy baja en grasas que además puede ser una de las compañeras perfectas para las navidades: Conejo a la cazadora.

Así que si lo que queréis es seguir cogiendo músculo comiendo sano, te vas a enamorar de esta receta, allá vamos.

Para elaborar este plato necesitamos un conejo, una cebolla grande, seis cucharadas de aceite, medio litro de vino blanco, tres dientes de ajo, perejil, sal, ajo y una rebanada de pan.

Se pone el aceite en una cazuela y cuando empieza a humear se añade el pan. Se deja dorar y se retira. Se añaden los ajos junto con el perejil y se rehoga. Se ponen junto al pan en un mortero y se machaca a conciencia.
Se corta la cebolla y se sofríe en el aceite que hemos usado en el paso anterior. Al dorarse se añade el conejo troceado. Cuando la carne empieza a dorarse se añade el contenido del mortero y el vino blanco. Se ajusta la sal y se deja tapado a fuego muy lento. Cuando esté tierno se retira del fuego y se deja reposar un rato. Se sirve en cazuela de barro y se va mojando la carne en salsa de ajo.

Esta receta está basada en la dieta de conejo y es uno de los platos que se puede consumir si se está siguiendo la dieta Dukan, si bien contiene algunas variaciones para no hacer demasiado aburrido algo que debe ser un placer, como es el poder comer un buen conejo de monte.

¿Qué te parece? ¿Te animas a probarla?

Esperamos vuestros comentarios e impresiones sobre nuestras recetas, ¡buenos días!





Deja tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adelgazar Kilos